lunes, 25 de mayo de 2009

La vespa

Su motor de dos tiempos la hace más ineficaz, ruidosa y contaminante que otras motos. Por contrapartida, cualquiera con un poco de tiempo e interés, puede meterle mano a su motor sin demasiadas complicaciones. Su mecánica popular convirtió a estos vehículos en las décadas de los 60 y 70 en un medio de desplazamiento fiable y bastante económico.

No más de cuatro o cinco patadas a la palanca de arranque fueron las necesarias para hacer que su motor comenzase a sonar de nuevo. Un poco de combustible y buena compañía son el resto de ingredientes para pasar una divertida jornada scootera (Eso sí, a la velocidad que te permite disfrutar del paisaje y gozar del viento pegando en la cara).

Vespa P200E Año 83. 200cc.







Música de fondo: "The real me" by The Who (Quadrophenia)

4 comentarios:

janis dijo...

entonces, resucita el Sestil Scooter Club Intenacionalista???

por cierto, vaya cara de velicidad llevaba Sr. Chivo jejejeje

putuno dijo...

Espero que este blog de lugar a una trilogía;

*bici vintage
*gacela

y si se anima a "cuatrología", una moto de trial que creo que su señor padre tenía y que nunca debió deshacerse de ella

Chivo dijo...

El Sestil Scooter Club Internacionalista nunca murió, sigue vivo en nuestros corazones.
Respecto a mi cara, ¿quieres decir felicidad o velocidad? Como puede cambiar el baile de una letra.

Mi bici vintage tendrá su apartado, gracias por la sugerencia.

Anónimo dijo...

I just added your blog site to my blogroll, I pray you would give some thought to doing the same.

Game Over

Game Over