sábado, 16 de julio de 2016

Rutas en bici por Campoo (6) - Monte Endino

Recorriendo el Monte Endino.

Distancia: 10 Km.
Duración aprox.: 1h 30''.
Altura máxima : 1545 m.
Altura mínima : 1025 m.
Grado promedio : 9%
Desnivel de subida acumulado: 520 m.
Dificultad técnica: Media-Baja.
Dificultad física: Media-Baja.
Tipo de Vía: Pista forestal.



En esta ocasión vamos a desplazarnos por una ruta fronteriza entre el valle de Valdeolea por un lado y la Hermandad de Campoo de Suso y Campoo de Enmedio por el otro, lindando en su tramo final con la vecina comunidad de Palencia.

Vamos a ver algunas propuestas para disfrutar del Monte Endino, accediendo a él a través de varios puntos y descendiendo también por diferentes lugares.

A pesar de la reducida longitud del recorrido propuesto, creo que es un itinerario que merece la pena resaltar, dado el importante valor paisajístico del que disfrutaremos, no sólo al coronar el punto más alto, sino durante todo el trayecto.


Para acceder al camino desde el que comienza nuestra ruta, vamos a ver dos opciones. Para la primera deberemos dirigirnos a través de  la carretera CA-284 hasta las inmediaciones del pueblo de Olea, concretamente en el cruce con San Martín de Hoyos. La distancia desde este punto hasta la cima es de 5,7Km.

Para un ascenso alternativo, deberemos de tomar un sendero de 2Km. que nace a nuestra derecha subiendo la carretera CA-284, un poco antes de la gran curva que encontramos casi al final de la ascensión.


Nos adentraremos dentro del robledal por una cómoda pista forestal que en su tramo final irá reduciendo su anchura. Llegado a un punto en el que la pista desaparece, nos tocará portear la bici unos escasos 100m. hasta enlazar con la pista que nos llevará hasta la cumbre.


Una vez que iniciamos el SL-S 30, a escasos metros el desnivel se va incrementando hasta llegar al robledal que nos acompañará a lo largo de la mayor parte de la ascensión. Una vez allí, deberemos superar una portilla ganadera. A partir de este punto, la subida es bastante tendida y cómoda para poder disfrutar del entorno en todo su esplendor. Algunos claros nos permitirán asomarnos al paisaje, que nos adelanta lo que vamos a poder encontrarnos en nuestro paseo, con Reinosa bajo nosotros, el Pantano del Ebro al fondo y Alto Campoo en dirección opuesta.



A falta de 1,7Km. para completar el ascenso, llegaremos a un cruce en el que siguiendo las indicaciones de un cartel, giraremos a nuestra derecha para comenzar de nuevo una subida pronunciada a través de una pista en mal estado con roca desnuda y piedras sueltas.


Aquí nos encontramos con la primera alternativa para descender, que nos llevará directos al pueblo de Olea. Este tramo de 3Km. discurre a través de una pista que se encuentra en un estado de conservación muy deteriorado, habiendo perdido gran parte del manto de tierra y piedras y dejando al descubierto pequeñas rocas sueltas que nos dificultaran la bajada.



A escasos metros llegaremos a la primera cumbre, el Sestil del Endino, que alberga un vértice geodésico del IGN. Desde este punto ya podemos empezar a disfrutar de unas excelentes vistas de todo el Valle de Campoo y la Montaña Palentina.



Nuestro ascenso no terminará en este punto, sino que tendremos que seguir subiendo hasta Peña Castrillo. A partir de este momento, deberemos desplazarnos campo a través, siguiendo una pequeña loma, restos de lo que fueron trincheras empleadas por el frente republicano durante la Guerra Civil Española. Antes de llegar al buzón que nos indica que hemos llegado a nuestro destino, deberemos atravesar las ruinas de unos muros defensivos.
Según algunos estudios recientes, estos fueron edificados en la Edad Media y fueron empleados en algunos conflictos armados modernos como la Guerra de la Independencia o Las Guerras Carlistas y más recientemente en la Guerra Civil.


Mirando de frente siguiendo el trazado de la ascensión, vemos Cuesta Labra, monte que nos lleva a Peña Rubia. Siguiendo su trazado hacia el sur, vemos al fondo Valdecebollas. A su derecha, algo más cercanos a nosotros, los molinos eólicos del Cocoto, monte tras el que se esconde Barruelo. Girando un poco más hacia la derecha, llegamos a distinguir Aguilar de Campoo y sus alrededores.

Si nos asomamos desde la cumbre en dirección al norte, veremos que nos encontramos sobre el hayedo conocido como Monte Mayor. A través de él discurre la pista procedente de Izara y que lleva al Collado de Somahoz.
Avanzando un poco más la vista, un pequeño monte denominado La Guariza y al fondo, los montes que conforman la Sierra del Cordel, empezando por el Liguardi. A su izquierda, La Tabla, Pico Cordel, el Iján y el Cornón. En ese punto, enlazado a través del Collado de la Fuente del Chivo, nos encontramos con la Sierra del Hijar. Siguiendo la línea imaginaria veríamos el Pico Tres Mares, Las Hoyas, Cuchillón y Cueto Mañín.



Para terminar la ruta, descenderemos, esta vez con el Pantano del Ebro frente a nosotros, por parte del camino ya recorrido hasta llegar de nuevo hasta el vértice geodésico. Allí nos dejaremos caer campo a través hasta enlazar con una pista que nos permitirá disfrutar de una larga bajada. Culminado el descenso, habremos llegado al nacimiento del arroyo Fuente Arenosa, allí, una pista nos lleva hasta la carretera que comunica Espinilla con Barruelo (CA-280), descendiendo a través de ella habremos llegado al pueblo de Mata de Hoz.





Desde este enlace podéis descargar el track en formato GPX (Subida hasta el punto más alto y descenso a Olea).






www.chivuco.com

Diseñado por The International Joker Co. (Desing Division).

Diseñado por The International Joker Co. (Desing Division).

Dpto. de Branding and Packaging

Dpto. de Branding and Packaging
The source of inspiration.

Game Over

Game Over